Embajada de Haití en Venezuela

Ambassade d'Haïti au Venezuela

El Presidente Moïse presentó las principales áreas de su programa de gobierno ante la ONU

 

 

En su discurso desde el foro de la septuagésima segunda Sesión Ordinaria de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el pasado jueves 21 de septiembre de 2017, el Presidente de la República, Jovenel Moise compartió con los dignatarios del mundo las principales áreas de su programa de gobierno.

Por primera vez en esta alta asamblea, el Jefe de Estado realizó un balance de sus siete meses en el poder. “Desde mi ascenso al poder, el 7 de febrero, mi administración no ha escatimado esfuerzos para consolidar la democracia y el Estado de Derecho, esforzándose para crear condiciones propicias para el desarrollo socioeconómico y la estabilidad política y social “.

El Presidente precisó que uno de los puntos focales de su plan de acción es la lucha contra la corrupción. El Jefe de Estado sostuvo que esta última sustrae el fruto de la educación de los niños del pueblo, gangrena y atrofia la economía, fragiliza profundamente la fundación política y desestabiliza el tejido social del país.

Asimismo, el Presidente de la República mencionó los esfuerzos del Gobierno de Haití para la redinamización del sector agrícola por medio de la estrategia de la “Caravana del Cambio”. “A través de esta estrategia, el Estado, anteriormente moribundo, ha emprendido una serie de obras descuidadas por mucho tiempo, las cuales son indispensables. Tenemos la intención de llevar a cabo todas las acciones necesarias para frenar la degradación acelerada del medio ambiente y volver a Haití más consciente hacia el cambio climático, mejorar la infraestructura pública esencial, aumentar la prestación de servicios básicos para la población, estimular el sector privado y la inversión directa extranjera” indicó el Jefe de Estado.

Por otra parte, el Presidente Moise expresó, a la Asamblea, su deseo de crear las condiciones propicias para un crecimiento fuerte y sostenido e incluso creador de empleos en Haití.”

“Nuestro objetivo final es hacer de Haití un destino de inversión” declaró el Presidente en lo alto del foro.

EJ/Radio Métropole Haiti

Encuentro entre en Presidente de la República de Haití y la Directora General del Fondo Monetario Internacional

 

Nueva York, miércoles 20 de septiembre de 2017.- El Presidente de la República, Su Excelencia Jovenel Moïse

se reunió el pasado miércoles 20 de septiembre de 2017, con la Señora Christine Lagarde, Directora General del Fondo Monetario Internacional (FMI). Dicha reunión giró en torno a las prioridades de su administración.

El Presidente y la Sra. Lagarde discutieron cinco prioridades de entre las cuales podemos mencionar la energía limpia; la gestión del agua, la infraestructura, las políticas públicas de carácter social (vivienda, educación, la red mínima de seguridad social y la políticas ambientales, además del reforzamiento de las instituciones republicanas.

El Jefe de Estado resaltó que estas reformas, particularmente en el sector energético, son indispensables para atraer inversiones, proveer servicios básicos y crear fuentes de empleo.

El presidente identificó las áreas para inversiones de calidad, específicamente, la creación de una red nacional de energía eléctrica la cual permitirá disminuir los costos de producción para las plantas de tratamiento y de agroindustria, con la ayuda de una matriz formada por centrales hidroeléctricas, biomasa, gas natural y energía solar.

Asimismo, el Jefe de Estado presentó los proyectos de infraestructura vial con miras a instalar una red de carreteras a fin de conectar las cuatros zonas de agro-exportación planificadas.

Otros de los temas tratados durante dicha reunión, fue la presentación de la infraestructura hidráulica y sanitaria.

Por su parte, la Directora General del FMI celebró los esfuerzos de la administración Moïse y del Gobierno Lafontant en el marco de la estrategia de la Caravana del Cambio.  La señora Lagarde resaltó la voluntad manifiesta de las autoridades del país para mejorar el funcionamiento de las instituciones y augura la llegada de un futuro mejor para Haití. El FMI cuenta con la disposición para apoyar el logro de dichos objetivos.

Con este fin, los interlocutores acordaron proseguir los debates sobre las medidas concretas para apoyar la puesta en marcha de las prioridades del Gobierno.

-FIN-

La encuadernación: una técnica artística en boga en Haití

 

Prensa (instrumento de encuadernación) /Encuadernación livre Fonte siglo XIX.

 

 En los alrededores de la catedral de Puerto Príncipe donde los libreros venden más que todo libros escolares, en los centros de copiados dispersos por todo el país; los encuadernadores haitianos ayudan a proteger los libros y cualquier otro documento escrito contra el paso del tiempo. Su trabajo, el cual requiere paciencia, destreza y sentido común, preserva el documento escrito contra cualquier forma de degradación, asegurando al mismo tiempo su uso duradero y estético.

 

La encuadernación es una técnica artística que consiste en unir, juntar, hojas escritas, dobladas o no, en un cuaderno para evitar cualquier tipo de daño. El trabajo del encuadernador se limita a ensamblar las hojas en orden, paginar bien el libro.  El objetivo es dar a la cubierta de la obra un valor material y estético. “Es un trabajo emocionante”, expresó Jean-Marie Paul quien ha estado ejerciendo este oficio durante una década. Para este encuadernador “conectar libros contribuye al avance y progreso de la sociedad. Nuestro trabajo tiene mucho valor a los ojos de los estudiantes que no tienen la oportunidad de comprar libros que no se encuentran fácilmente o que se venden a precios exorbitantes. Ellos solicitan nuestro servicio y hacemos todo lo posible para fotocopiar su documento, luego con la exigencia y pasión del trabajo bien hecho, encuadernamos páginas y de repente se convierten en un libro “, explicó.

«A menudo, encuadernamos trabajos de grado de estudiantes u otro documento que el cliente necesite proteger en la medida en que dicha protección lleve consigo una dimensión estética; prosiguió Jean Marie Paul quien reconoció inmediatamente después, que la encuadernación es el arte que permite compilar las hojas para convertirlas en una obra que agradará a su usuario. El Sr. Paul expresó que los momentos del año en los cuales se requieren sus servicios con mayor frecuencia son durante el año escolar o cuando los estudiantes empiezan la universidad.

El libro encuadernado e impreso es considerado actualmente un objeto cultural y una obra de arte. El encuadernador es un artesano profesional del libro que realiza encuadernaciones de manera artesanal utilizando técnicas tradicionales: desencuadernar, preparar y coser los cuadernos o puede hacer uso de técnicas modernas: pegar con cola, encajar la cubierta. Asimismo, utiliza técnicas más contemporáneas como el uso de las máquinas de encuadernación además de otras herramientas tales como: punzón, cuchillo, compás, martillo para endosar (para pegar el lomo del libro) y otros aparatos adaptados a sus necesidades. El encuadernador se ha convertido en el restaurador de libros nuevos u antiguos. Las encuadernaciones se refuerzan con elementos metálicos de protección y adornadas con broches.

La encuadernación (sea hecha con metales preciosos o de cuero estampado) forma la cubierta del libro, la cual a la vez protege y “anuncia” el contenido del libro que recubre.

Jimmy Noël, encuadernador de profesión, estableció su lugar de trabajo en las inmediaciones de la catedral de Puerto Príncipe en la calle Fonts-Forts. Su trabajo es simple y a la vez complejo. Noël repara libros de texto y coloca cubiertas a   libros religiosos como la Biblia y el Libro de Cantos de esperanza. Jimmy Noel le expresó al diario Le National la pasión que siente al ejercer este oficio, muy a pesar de la precaria situación económica del país. “A veces tengo que coser los libros con cordel y pegarlos con cemento para asegurarme de que la encuadernación sea duradera.  Si le falta una página al libro, busco un ejemplar del mismo libro reproduzco la página que falta y el cliente queda satisfecho. En lo que respecta a la cubierta que se encuentra en los libros religiosos, compro el cuero, le doy la forma deseada y voy donde otro artesano para que escriba el nombre del cliente: el resultado es una hermosa cubierta. Es interesante cuando las asambleas cristianas aquí o en el extranjero piden un gran número de estas cubiertas “.

Él Sr. Paul expresó que no hay ningún tipo de dificultad para realizar este trabajo ya que se aprende sobre la marcha. Basta con mirar las técnicas utilizadas por otros encuadernadores para aprender este trabajo emocionante. El único problema es que hay que trabajar duro antes de encontrar trabajos de encuadernación de parte de eventuales clientes ya que el gobierno subsidia algunos de los libros de texto escolares. ”

 

 Schultz Laurent Junior

www.lenational.org

« Older posts